Historia de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá

Fragmento

El 26 de diciembre de 1895, Fr. Rafael José Méndez, por inspiración de Fr. Vicente María Cornejo, lanzó en el sermón de la fiesta, la idea de pedir la coronación de la Sagrada Imagen. El 24 de diciembre de 1908, es consagrado el altar de mármol, coronado por tres ángeles tamaño natural. En la bóveda van siete figuras en relieve, simbólicas de los siete sacramentos. Al frente en la parte alta del Camarín aparece el Monograma de María.

Cuantas veces desconfiamos de la intercesión de la Virgen María, tratamos de encontrar respuestas en las vanidades del mundo, buscamos ayudas superfluas, pero el dolor y la oscuridad continúan. Los sacramentos son una ayuda para el alma, la conforta en la tribulación. Cuando nos postramos a sus pies, con un corazón sencillo y humillado, o simplemente en silencio y confianza, ella nos responde con amor , pues ella es madre y también conoce el dolor porque ella sufrió mucho acá en la tierra.

.

Petición: Ayúdanos Madre del Rosario de Chiquinquirá, que como patria, podamos reconocer el valor de la oracion, que como sociedad, busquemos el bien común, antes que el propio, que nuestro corazón se abra a tu amor para ser humildes y sencillos. Para reconocer nuestros pecados, el orgullo y la vanagloria que nos separan del amor de Dios.

Jaculatoria: Pues eres de los pecadores, el consuelo y la alegría ¡Oh Madre clemente y pía, escucha nuestros clamores!

Cristo nuestro fin último

Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen María de San Luis María Grignon de Monfort, núms.61 y 62

Jesucristo Nuestro Señor, verdadero Dios y verdadero hombre, debe ser el fin último de nuestras devociones; de no ser así, serían falsas y engañosas. Jesucristo es el alfa y el omega, el comienzo y fin de todas las cosas. No trabajamos, como dice el Apóstol, más que por hacer perfecto a todo hombre en Jesucristo porque sólo en Él reside toda plenitud de la Divinidad y todas las demás plenitudes de gracia, de virtudes y de perfecciones; porque sólo en Él estamos bendecidos con toda bendición espiritual; porque Él es el único maestro que debe enseñarnos, es nuestro único Señor de quien debemos depender, nuestro único Jefe a quien debemos pertenecer, nuestro único Modelo a que debemos conformar, nuestro único Médico que nos debe sanar, nuestro único Pastor que debe alimentarnos, nuestro único Camino por donde debemos andar, nuestra única Verdad que debemos creer, nuestra única Vida que debe vivificarnos, y nuestro único Todo en todas las cosas que debe bastarnos. No se ha pronunciado bajo el cielo otro nombre que el de Jesús por el cual debamos ser salvos. Dios no ha puesto otro fundamento de nuestra salvación, de nuestra perfección y de nuestra gloria, más que a Jesucristo; todo edificio que no está construido sobre esta piedra firme está levantado sobre movediza arena, y más o menos tarde caerá infaliblemente. Con Jesucristo y en Jesucristo lo podemos todo: podemos dar toda honra y gloria al Padre en unidad del Espíritu Santo, hacernos perfectos y ser para el prójimo buen olor de vida eterna.

Si, pues, nos entregamos a la hermosa devoción hacia la Virgen Santísima, es sólo para establecer más perfectamente el amor de Jesucristo, y de hallar un medio fácil y seguro de hallar a Jesucristo. Como ya lo había demostrado, y aún demostraré más adelante, pues esta devoción nos es necesaria para hallar a Jesucristo perfectamente, para amarle tiernamente y para servirle fielmente. 

Meditación enfocada en nuestra realidad colombiana

  • Jesucristo debe ser el fundamento no solo de cada persona, sino de toda sociedad. El es el rey de Reyes, lo que indica que debe estar sobre todas las acciones humanas, por sobre todos los gobiernos y leyes, sobre todos nuestros fines; pues a Él finalmente todos hemos de rendir cuentas al término de nuestra vida.
  • Muchos desperdiciamos nuestras vidas por una bocanada de humo, por un puñado de honra, por unos instantes de poder, por unos fajos de dinero, yendo en contra de los mandatos Divinos y comprometiendo nuestra eternidad. Nos esforzamos y desgastamos tanto por lo terreno sin considerar que todos hemos de morir y comparecer ante el tribunal de Jesús, Señor de señores.
  • En nuestro país se ha reconocido éste Señorío de Jesucristo a nivel político desde 1902, con efectos inmediatos como fue el cese de la guerra de los mil días a los pocos meses de Consagrar la República al Sagrado Corazón de Jesús (la cual llevaba 3 años de devastación); ratificado en 1952, pero lastimosamente derogado en 1994, a raíz de la constitución de 1991, quitándole al país su protección.
  • Tener a Jesucristo como nuestro rey implica amarlo y honrarlo con la sujeción al respeto y cumplimiento de Sus leyes y ponerlo como el principal Señor a quien servimos y obedecemos. Honrémoslo muy especialmente en nuestras familias y, al igual que con la imagen de Nuestra Patrona, la Virgen del Rosario de Chiquinquirá, entronicemos en nuestros hogares la imagen del Sagrado Corazón. Pues la Consagración a Nuestra Señora tiene como fin llevarnos a Jesucristo, no quedándonos en Ella, sino buscando conformar, en todo, nuestra vida a Él con la ayuda de nuestra queridísima Madre.

ORACIONES

A REZAR LUEGO DE LAS MEDITACIONES LOS DÍAS 27 AL 33

PRÁCTICA:

Consultaré las 12 promesas del Sagrado Corazón de Jesús a Santa Margarita de Alacoque para quienes sean sus fieles devotos e iniciar a guardar los 9 primeros viernes de mes, o los 5 primeros sábados pedidos por Jesús para desagraviar a la Santísima Virgen María.

Agrega el REZO DEL SANTO ROSARIO a tus oraciones a la hora que puedas.

Jaculatoria: Pues eres de los pecadores, el consuelo y la alegría ¡Oh Madre clemente y pía, escucha nuestros clamores!

error: Content is protected !!