Historia de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá

Fragmento

El 21 de abril de 1816, el general Manuel Serviez comandante de las fuerzas patriotas, sacó la Imagen en un cajón cubierto con toldas de campaña y la llevó para que protegiera a sus tropas que iban vía al Llano. Las tropas españolas lo alcanzaron en Cáqueza, lo atacaron el 9 de mayo, rescataron la Imagen y la devolvieron al Santuario el 3 de julio.

n por buenas causas o para favorecernos de alguna manera, no se justifica el robo. El es una afrenta a la posesión de otra persona o comunidad, incluso cuando se da amparado en la autoridad. Robar hace parte de la corrupción y la mentira. Nuestro Señor y la Santísima Virgen se abajan de tal forma a nosotros al punto de ser afrentados, no les causemos obra tan vil aún con una buena intención aparente de nuestra parte o un favor que busquemos.

Petición: Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, ayúdanos a ser justos y honestos, no dejándonos llevar por la desesperación en el uso y trato de las cosas sagradas. Háznos tener presente el respeto al séptimo mandamiento: No robar; tanto en lo poco como en lo mucho, cultivando ante todo la virtud de la justicia.

Jaculatoria: Pues eres de los pecadores, el consuelo y la alegría ¡Oh Madre clemente y pía, escucha nuestros clamores!

Efectos maravillosos de esta Devoción

Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen, núms. 213-225

Persuadíos de que, si sois fieles a las prácticas interiores y exteriores de esta devoción, que os voy a marcar a continuación, tendrán lugar los efectos siguientes:

Efecto 1: El Espíritu Santo os dará por María, su amada Esposa, luz para conocer lo malo de vuestro fondo, vuestra corrupción y vuestra incapacidad para todo bien, si Dios no es su principio, como autor de la naturaleza y de la gracia, y por consecuencia de este conocimiento os despreciaréis y no pensaréis en vos sino con horror. Os consideraréis como un reptil que lo mancha todo con su baba o como un áspid que lo infecciona todo con su veneno, o como una maliciosa serpiente que sólo procura engañar. En fin, la humilde María os hará partícipes de su profunda humildad, la que os hará, despreciándoos, que no despreciéis a nadie y deseéis que os menosprecien.

Efecto 2: La Santísima Virgen os dará parte de su fe, que fue sobre la tierra más grande que la fe de

todos los patriarcas, de todos los profetas, de los apóstoles y de todos los santos.

Efecto 3: Esta Madre del Amor Hermoso quitará de vuestro corazón todo escrúpulo, todo temor servil y desarreglado.

Efecto 4: La Santísima Virgen os llenará de una gran confianza en Dios y en Ella misma, porque ya no os acercaréis a Jesucristo por vosotros mismos sino por medio de esta buena Madre.

Efecto 5: El alma de la Santísima Virgen se os comunicará para glorificar al Señor. Su espíritu entrará en el lugar del vuestro, para regocijarse en Dios, su Salvador, siempre que seáis fieles a las prácticas de esta devoción.

Efecto 6: Si cultivamos bien a María, que es el árbol de la vida en nuestra alma, siguiendo con fidelidad la práctica de esta devoción, Ella dará su fruto en su tiempo, y este fruto suyo es Jesucristo.

Efecto 7: Por medio de esta práctica, fidelísimamente observada, daréis a Jesucristo más gloria en un mes, que, de ninguna otra manera, por más difícil que sea, en muchísimos años

Meditación enfocada en nuestra realidad colombiana

  • El fin de la Consagración a la Virgen es obtener la ayuda de Nuestra Madre para poder imitar a Jesucristo. Si los cristianos de verdad lo siguiéramos nuestras actitudes serían una copia de las suyas y nuestra sociedad cambiaría. El mal en el mundo proviene de no seguir a Jesús verdaderamente, de no buscar ser como Él, y de ahí que por la práctica de la consagración la Santísima Virgen viene en nuestra ayuda para facilitárnoslo. Colombia: vuelve a Jesús por María. Obrando como Ella, lograremos dar a Jesucristo, Nuestro Señor como fruto en nuestras vidas.
  • Si cultivamos los efectos de la Virgen María en nosotros, iluminados por el Santo Espíritu, eliminaremos muchos defectos y vicios que pasan inadvertidos o que justificamos individualmente como el Robo, al cual aduce el fragmento de la historia de hoy.
  • El Robo es uno de los pecados más recurrentes en nuestra sociedad y país. Menos considerado como tal e incluso justificado. Se roba en pequeñas cantidades, pensando que no se hace mal o en muchas y se considera como viveza algo que es reprobable. Se le quita muchas veces al pobre con el robo, y aún al rico. Nada lo justifica. Esto va en contra del respeto a la propiedad ajena, la verdad y de la virtud de la justicia. Muchas personas se condenan por causa del robo. En lugar de recurrir a la obtención fácil de lo que se necesita o se ambiciona, debemos trabajar por aquello y quitar de nuestro corazón la avaricia. También, confiar siempre en la eterna providencia de Dios, que nos da todo lo necesario, desde antes que le pidamos aquello que en verdad necesitamos.

ORACIONES

A REZAR LUEGO DE LAS MEDITACIONES LOS DÍAS 20 AL 26

PRÁCTICA:

Voy a pedir a Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá me de la gracia de ser un consagrado que verdaderamente, a través de Ella, imite a Jesucristo.

Desterrar toda forma de robo, grande o pequeño, en mi vida (dinero, fama, honor, cambios, precios, corrupción, entre otros)

Agrega el REZO DEL SANTO ROSARIO a tus oraciones a la hora que puedas.

Jaculatoria: Pues eres de los pecadores, el consuelo y la alegría ¡Oh Madre clemente y pía, escucha nuestros clamores!

error: Content is protected !!