Historia de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá

Fragmento

El 8 de agosto de 1633, la imagen fue llevada a Tunja y de allí a Santa fe, donde los fieles agradecidos por los favores recibidos de la Virgen, quisieron quedarse con la imagen para darle culto solemne en la Catedral Metropolitana; hicieron una colecta y empezaron a levantarle una capilla en una de las naves de la catedral.

Ser agradecidos da gozo y beneplácito al corazón, lleva a reconocer el bien que nos hacen los demás y nos hace generosos para dar gracias; gracias por el consuelo recibido en la tristeza, el ánimo caído que fue levantado, la claridad en los momentos de duda, la compañía en los momentos de soledad, el aliento a vivir y disfrutar de cada momento y de las maravillas de la vida. Hacer de nuestra vida perenne, una eterna gratitud porque somos únicos, irrepetibles, y obra perfecta de la creación de Dios.

Petición: Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, ayúdanos para que nuestra vida sea un continuo himno de gratitud por la obra que Dios ha hecho y continúa haciendo en nosotros. Porque aún en nuestra pequeñez nos hace sus esclavos de amor si así lo queremos.

Jaculatoria: Pues eres de los pecadores, el consuelo y la alegría ¡Oh Madre clemente y pía, escucha nuestros clamores!

María guardaba estas cosas y las meditaba en su corazón

Lucas 2, 16-21; 42-52

Y fueron a toda prisa y encontraron a María, y a José y al Niño acostado en el pesebre. Al verlo, dieron a conocer lo que les habían dicho acerca del Niño, y todos los que lo oyeron se maravillaban de lo que los pastores les decían. María por su parte guardaba todas esas cosas y las meditaba en su corazón.

Los pastores se volvieron glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto conforme a lo que se les había dicho. Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se dio el nombre de Jesús el que le dio el ángel antes de ser concebido en el seno.

Cuando tuvo doce años, pasados los días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén sin saberlo sus padres. Pero creyendo que estaría en la caravana hicieron un día de camino y le buscaban entre los parientes y conocidos, pero al no encontrarle se volvieron a Jerusalén en su busca.

Y sucedió que al cabo de tres días, le encontraron en el templo sentado en medio de los maestros, escuchándoles y preguntándoles. Todos los que le oían estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas. Cuando le vieron quedaron sorprendidos y su Madre le dijo: Hijo ¿Por qué nos has hecho esto? Mira tu Padre y yo angustiados te andábamos buscando. Él les dijo: «¿Y por qué me buscaban?». ¿No sabían que yo debía estar en la casa de mi Padre? Pero ellos no comprendieron la respuesta que les dio. Bajó con ellos y vino a Nazaret y vivía sujeto a ellos. Su Madre conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón. Jesús progresaba en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres. Palabra del Señor.

Meditación enfocada en nuestra realidad colombiana

  • La falta de educación en valores en las familias, ha traído graves consecuencias a la sociedad colombiana. La figura de los padres es esencial para los pequeños. En consecuencia, si sucede algo inesperado que trae como resultado la ausencia de los padres, los niños son los primeros perjudicados.
  • ¿Cuántas  veces  no  agradecemos  a  Dios  por  el  Don  de  la  vida?  No  valoramos  el  don  de  la paternidad o la maternidad. Llegamos a convertirnos en Padres ausentes, generando con ello hijos con enormes problemas de depresión, de soledad, de desánimo ante la vida y las situaciones que se presentan.  De esa manera, los  hijos  crecen  en  el  egoísmo,  en  el  desapego  a  su  familia, provocando que luego sean seres humanos insensibles y faltos de caridad para con el prójimo.
  • Agradezcamos a Dios por el Don de la vida y por permitirnos ser cocreadores de ella en el momento en que se nos permite ser Padres. A ejemplo de la Sagrada Familia, valoremos ese grandioso regalo y llevémoslo con amor y dignidad, respondiendo al llamado que Dios hace a las familias de ser ejemplo de su Iglesia Doméstica. De igual manera, como hijos agradezcamos a Dios por la Familia que se nos otorga y cumplamos con nuestros deberes para con nuestros Padres.

ORACIONES

A REZAR LUEGO DE LAS MEDITACIONES LOS DÍAS 20 AL 26

PRÁCTICA:

Hacer una lista del bien que me han hecho cada una de las personas con las que convivo y doy gracias a Dios por su gran amor a través de ellos. Sacar un espacio para compartir con mis hijos, padres o algún familiar que tenga un poco abandonado e invitarle a acercarse más a Dios.

Agrega el REZO DEL SANTO ROSARIO a tus oraciones a la hora que puedas.

Jaculatoria: Pues eres de los pecadores, el consuelo y la alegría ¡Oh Madre clemente y pía, escucha nuestros clamores!

error: Content is protected !!