Días 20 al 26

Tema: El conocimiento de María

Los actos de amor, afectos piadosos hacia la Santísima Virgen, imitación de sus virtudes, especialmente su humildad profunda, su fe viva, su obediencia ciega, su continua oración mental, su mortificación en todas las cosas, su pureza incomparable, su caridad ardiente, su paciencia heroica, su dulzura angelical y su sabiduría divina: como dice san Luis María Grignion de Montfort, las diez virtudes principales de la santísima Virgen.

Tenemos que unirnos a Jesús por María, ésta es la característica de nuestra devoción; por tanto, San Luis María Grignion de Montfort nos pide que nos empleemos a fondo para adquirir un conocimiento de la Santísima Virgen. María es nuestra soberana y nuestra medianera, nuestra Madre y nuestra Señora.

Esforcémonos, pues, en conocer los efectos de esta realeza, de esta mediación, y de esta maternidad, así como las grandezas y prerrogativas que son los fundamentos o consecuencias de ello. Nuestra Santísima Madre también es perfecta –un molde en donde podemos ser moldeados para poder hacer nuestras sus intenciones y disposiciones. Esto no lo conseguiremos sin estudiar la vida interior de María, o sea, sus virtudes, sus sentimientos, sus acciones, su participación en los misterios de Jesucristo y su unión con El.

Después de la meditación de cada día, se han de rezar las siguientes oraciones. Adicionalmente se concluye con el rezo del Santo Rosario:

  • Letanías al Espíritu Santo
  • Letanías a la Virgen María
  • Ave Maris Stella
  • Oración de San Luis María Grignon de Montfort
  • Rezar el Rosario del día
error: Content is protected !!